febrero 1

El SECRETO para estar FELIZ en pareja

0  Comentarios

LAS MATEMÁTICAS DE LAS RELACIONES: EL SECRETO PARA ESTAR FELIZ EN PAREJA

Si te pregunto ¿cuántas interacciones positivas tienes en el día con tu pareja, podrías responderme?  ¿Y si lo cambiamos a interacciones negativas, podrías?

En este artículo te contaré acerca de la proporción de 5: 1 que cambiará la forma en que ves el conflicto y hará que acentúes lo positivo sobre lo negativo.

¿Alguna vez has contado cuántas interacciones positivas o negativas tienes con tu pareja? Puede parecer algo extraño de rastrear, pero puede ser un componente clave para tener una relación estable y feliz. 

Si lo reflexionas por un instante te darás cuenta de que es fácil querer pasar tiempo con la persona que te brinda estímulos positivos en tu vida, y alejarte de aquellas personas que te generan controversia cuando compartís tiempo y espacio.

Esta lógica aplastante tiene más importancia en los momentos de conflictos, que son el pilar trascendental que separa a las parejas, o las unen aún más. Te voy a dar un dato revelador, en las conversaciones conflictivas las parejas exitosas tenían cinco segundos de tiempo juntos en un estado emocional positivo (o neutral) por cada segundo en un estado emocional negativo. 

La proporción mágica de 5:1, te da la orientación de que las parejas necesitan cinco interacciones positivas por cada negativa, pero eso es solo en los momentos de tensión y “conflicto”. Cuando no existe ninguna discusión, las parejas extraordinarias tienen una proporción positiva/negativa aún mayor: 20:1. 

Tener una proporción por debajo de 5:1 dentro del conflicto es uno de los muchos indicadores potenciales de divorcio.

¿Cuáles son algunos ejemplos de interacciones que podrían resultar en ese estado emocional negativo?

  • Uso de los cuatro patrones antes del divorcio: actitud defensiva, crítica, desprecio o taconeo
  • Atacar a tu pareja cuando está en un estado de saturación en lugar de tomar un descanso
  • Alzar la voz durante un conflicto
  • Invalidar a la otra persona
  • Rechazar las ofertas de conexión
  • Rechazar un intento de reparación 
  • No escuchar a tu pareja cuando habla durante un conflicto
  • Olvidar hitos y eventos importantes que son importantes para tu persona favorita

Si cometes algún “aprendizaje” a modo de error, despreocupate y toma responsabilidad de la situación, necesitas cinco o más interacciones positivas para igualar la proporción, y tener una mejor dinámica en tu relación.

Te invito a que investigues un poco sobre tu propia relación. Comienza un diario o toma notas en tu teléfono para tomar consciencia de tu vida emocional. Elige al menos tres días a lo largo de la semana para realizar un seguimiento de tus interacciones con tu pareja. Si tienes un conflicto, presta mucha atención a las interacciones dentro del conflicto. ¿Fue todo negativo o percibiste algunos casos en los que te sentiste escuchada/o y comprendido/a por tu pareja? Al final de la semana, cuenta cómo se ve tu proporción. Si sientes que no alcanzó la proporción mágica o simplemente deseas mantenerla elevada, aquí hay algunos consejos para que podáis tener más interacciones positivas a medida que vaya pasando el tiempo.

¿Eres más de Messi o de Cristiano? Yo particularmente soy más de Cristiano porque ha sido una persona comprometida con su desarrollo y sus ganas de crecer, que si bien nadie atisbaba un crecimiento como el que tuvo, (como así sucedió con Messi) él se empeñó en poco a poco ir haciendo cada vez un avance mayor de su negocio. Como pareja, ese debe de ser también vuestro camino, el del crecimiento continuo para que estéis mejor que ayer, pero peor que mañana.

Te voy a compartir unos consejos para que puedas retroalimentar positivamente tu relación:

  • Muestra agradecimiento. Dile a tu pareja tres cosas que aprecias de él/ella todos los días.
  • Demuestra afecto con frecuencia. El afecto puede ser tanto físico como verbal, como tomarse de la mano o decir "te amo".
  • Sé un oyente activo. Asegúrate de estar escuchando para comprender y no solo para responder. Haz preguntas, resume para averiguar si realmente has comprendido lo que te explicó y establece contacto visual.
  • Haz algo por tu pareja que le quite el estrés, como una tarea de la que normalmente es responsable, para que se le aliviane más su día.
  • Muéstrale a tu pareja que estás pensando en ella. Cómprale su golosina favorita o  pregúntale sobre ese dato importante del que hablaron el otro día.
  • Muestra validación. Frases como "Eso tiene sentido" o "Puedo entender por qué te sientes así" pueden marcar una gran diferencia, incluso si no estás de acuerdo con la perspectiva de tu pareja.
  • Pasadlo bien juntos. Tómense un tiempo por las noches para hablar o creen un ritual de conexión a diario, como tomar un café juntos, dar un paseo, ejercitarse juntos o meditar.
  • Responde positivamente a las prospecciones de conexión. Aprende a ser consciente de cuándo tu pareja está tratando de conectarse. Por ejemplo, si tu pareja te pregunta cómo estuvo tu día, di algo más que "Bien". Comparte con detalles y luego pregúntele sobre su día también. Te doy un tip para comenzar, no solo contestes “bien”, sino añade la última acción que hiciste, ejemplo: “bien cariño, estuve atareado a última hora entregando un reporte…” y eso derivará en conversaciones más conscientes.
  • Practica la empatía. Especialmente durante un conflicto, es importante tratar de comprender y compartir los sentimientos de tu pareja.

Después de incorporar interacciones más positivas que mantendrán tu relación en ese estado emocional positivo, saca el diario y regístralo nuevamente. Si practicas estos “trucos” de manera constante todos los días, en el largo plazo habrás generado una diferencia abismal en la satisfacción de tu relación.

En lo personal es una regla que en cuanto aprendí comencé a aplicarla, no solo por el simple hecho que a lo largo del tiempo se formaría un hábito positivo, sino porque hacía la relación mucho más placentera y era un ganar-ganar. 

Realmente te recomiendo comenzar a tener más interacciones positivas que negativas en la relación (¿además quién querría más interacciones negativas, verdad?) porque como dije, esto se hará un hábito positivo y te hará consciente que existen muchos momentos buenos los cuales disfrutar que preocuparse por un solo momento malo.

Ahora que conoces cómo funcionan las matemáticas en la relación todo lo que necesitas hacer ya lo tienes, solo hay que hacerlo consciente.

Prueba nuevas cosas, aprende más sobre tu pareja y sobretodo incluye más interacciones positivas en momentos de conflictos, deja el ego a un lado.

Si te gustó el artículo te pido por favor eches un vistazo al demás contenido del blog, estoy seguro que además de gustarte te será de mucha ayuda. 

¡Hasta la próxima!


Tags

conflictos, consejos para pareja, felicidad en pareja, secretos


También te gustaría...

El amor de Alicia

El amor de Alicia
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

No te pierdas ningún artículo

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir toda nuestra información + noticias especiales

>