Ejemplo de artículo

Encontrar al elefante en la habitación


Hay una historia sobre seis hombres ciegos que querían descubrir como era un elefanta, así que
decidieron averiguar como era tocándolo:
Cuando el primer hombre tocó la pierna, dijo: "Oye, esto es un pilar".
El segundo hombre dijo: "No, es como una cuerda", cuando tocó la cola.
El tercero dijo: "No, es como una rama gruesa de un árbol", mientras tocaba la trompa del
elefante.
El cuarto hombre dijo: "Es como un gran abanico", mientras tocaba la oreja.
El quinto hombre dijo: "No, es una pared enorme", mientras tocaba el vientre del elefante.
El sexto hombre dijo: "Es una tubería sólida", mientras tocaba el colmillo del elefante.

Subtítulo


Los hombres comenzaron a discutir sobre el elefante y cada uno insistió en que tenían razón.
Para ti y para mí, está claro: cada uno tiene razón en lo que aprecio. El punto es que en
prácticamente todos los argumentos hay un elefante, o al menos una parte del elefante, sin
embargo ese elefante se encuentra en algún lugar en el medio de todas esas perspectivas.
¿Cuál es la moraleja de la historia? Que todos vemos solo una parte de la realidad de nuestro
elefante, incluso el gris del elefante implica metafóricamente que no existe una visión única de
los "hechos". A menudo, los problemas no son blancos o negros, sino de amplia variedad de
grises.
La moraleja de la historia es reconocer que la perspectiva de tu pareja es tan válida como la
tuya. No tienes que estar de acuerdo, pero, para superar un incidente lamentable, debes
mostrar respeto por las opiniones ajenas.
Benito Juárez dijo en cierta ocasión “el respeto al derecho ajeno es paz”, y también es un
derecho que cada quien piense, sienta y actué de forma diferente.
En una sesión, el esposo y la esposa no estaban dispuestos a comprender la perspectiva del
otro. Le conté a la pareja la historia del elefante. Más tarde esa misma noche, el esposo
comenzó a actuar como si estuviese buscando algo en la casa (el humor es fundamental para
relajar la crispación del ambiente). La esposa lo miró con un ¿Qué te pasa? y él respondió:
"Estoy tratando de encontrar al elefante en la habitación. ¿Puedes decirme lo que estás viendo
para que podamos averiguar ambos como es nuestro elefante? "
Ella se rio y empezaron a trabajar juntos para descubrir cómo se veía este elefante en.


Tags


También te gustaría...

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

No te pierdas ningún artículo

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir toda nuestra información + noticias especiales

>